martes, 4 de octubre de 2016

17 REMEDIOS NATURALES PARA LA IRRITACION OCULAR






1 Aplicar compresas humedecidas en agua fría sobre los ojos cerrados. El frío comprimirá los vasos sanguíneos sin efectos contraproducentes, además de que el agua agregará humedad a los ojos.

Colocar unas rodajas de pepino fresco directamente sobre los párpados.

 Poner una bolsita de té negro humedecido en agua fría sobre los párpados y mantener allí por 10 minutos.

 Verter 1 cucharada de manzanilla en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Sumergir en esta infusión un paño de algodón limpio, escurrir y aplicar sobre los párpados cerrados por 10 minutos  Repetir este remedio varias veces al día.

 Realizar un lavado de ojos con suero fisiológico y luego mantener los ojos cerrados por unos minutos.

 Aplicar rodajas de papa cruda sobre los párpados cerrados. Dejar por 10 minutos.  Repetir este remedio varias veces al día

7 Empapar una bolita de algodón con agua de rosas y colocar sobre los párpados cerrados. Dejar puesta por 10 minutos. Este remedio refresca los ojos casí de forma instantánea.

Mezclar 1 cucharadita de agua de rosas, otra de leche y otra de gel de sábila o aloe vera. Empapar una bolita de algodón con esta preparación y poner sobre los ojos cerrados. Dejar puesto por 10 minutos

Dejar un puñado de semillas de alholva o fenogreco en agua por 8 horas y después batir hasta lograr hacer una pasta. Colocar esta preparación en la refrigeradora.  Una vez fría, aplicar la pasta sobre los párpados cerrados y dejar actuar por 20 minutos. Lavar los ojos con agua fría. Realizar este remedio 2 veces al día

10 Verter, en un cuarto de litro de agua que esté herviendo, 2 gramos de pétalos desecadas de amapola. Dejar en reposo por 3 minutos. Colar, empapar un paño con esta preparación y colocar fría sobre los párpados con los ojos cerrados. Dejar puesta por 10 minutos.

11  Mezclar 1 gota de aceite esencial de manzanilla y 2g de aceite de ajenuz. Untar este remedio alrededor de la órbita ocular con la yema de los dedos.

12 Hervir 15 g de hierba de San Roberto  en 1 litro de agua durante 15 minutos.  Realizar emplastos con esta preparación cuando esté fría y colocar sobre los párpados cerrados.  Dejar puesta por 10 minutos.

13 Hervir 50 g de hojas de llantén en 1 litro de agua durante 10 minutos.  Luego colar y usar, una vez frío, en forma de emplastos sobre los párpados cerrados


14 Hervir durante 5 minutos 30 g de flores de saúco en 1 taza de agua.  Filtrar y aplicar fría, mediante una bolita de algodón sobre los párpados o con lavados a los ojos, varias veces al día.

15 Hervir 50 g de inflorescencias de tilo en 1 litro de agua por 15 minutos y aplicar mediante paños sobre los párpados enrojecidos.

16  Efectuar una infusión con 40 g de la planta de verbena en 1 litro de agua durante 5 minutos. Tras colar; enfriar y aplicar a modo de emplastos sobre los párpados cerrados.

17 Hervir  en 1/2 litro de agua durante 10 minutos 1 puñado de raíces de sello de oro, previamente lavadas,.  Dejar en reposo, colar y efectuar varios lavados de ojos a lo largo del día.

REMEDIOS NATURALES PARA EL COLON IRRITADO

   



   1. Sábila o savia: es el “Líquido” del aloe vera, más precisamente del interior de sus hojas. El jugo de esta planta es muy bueno para sanar la mucosa que se encuentra en el colon y promover la desinflamación, siendo un excelente remedio natural para la colitis o diarrea también. Simplemente saca la savia y bébela con agua y miel.

2. Lino o linaza: para poder aprovechas las bondades de estas semillas es vital que las pongas a remojar en agua toda la noche y que a la mañana siguiente cueles y bebas en ayunas. Comenzarás el día sin tanto malestar o dolor.

3. Zumo de zanahoria: es uno de los más adecuados remedios caseros para el colon y para la colitis. Esto se debe a que la verdura naranja ofrece una gran acción desinflamatoria. Nunca dejes de tener este alimento en tu cocina (puedes ponerlo en el refrigerador o no), que a su vez reforzará tu sistema inmunológico.

4. Manzanas y papayas: ambas frutas son muy buenas para ayudarte en tus problemas del colon. Prepara un licuado mezclando dos rodajas grandes de papaya con una manzana entera sin cáscara ni semillas. Añade el zumo de un limón y bebe de inmediato, preferentemente en ayunas por las mañanas.

5. Té de manzanilla: es que se trata de una hierba antinflamatoria por excelencia, un remedio ideal para la hinchazón de colon. Hierve en una cacerola algunas ramitas de manzanilla, deja unos cinco minutos, cuela y sirve en una taza endulzada con miel.

6. Vinagre de manzana: es un remedio para el colon externo o tópico. Moja un trapo con vinagre y colócalo encima del abdomen. Deja que actúe por cuatro horas (puede ser por la noche o si estás descansando el fin de semana por ejemplo)

7. Aceite de ricino: aplica en el abdomen un paño mojado con este aceite que se consigue en las dietéticas. Luego coloca una bolsa de agua caliente encima y deja por dos horas o hasta que se enfríe. Puedes repetirlo las veces que necesites.
TAMBIEN PODRIAS OPTAR POR ESTOS 5 MEZCLAS.

1. Mezcla una cucharada de lúpulo, una de espino blanco y una de azahar, y de la combinación resultante saca una cucharada, que verterás en una taza de agua hirviendo. Tapa y deja reposar, y una vez que se haya refrescado toma esta infusión.
Deberás beber de una a dos tazas diarias. Este remedio ayuda a calmar las molestias intestinales.

2. Las hojas de guayaba son ampliamente utilizadas en la medicina natural por sus propiedades tanto calmantes como desinflamantes. Las usan mucho los odontólogos naturistas. En un litro de agua vas a hervir 10 cucharadas de hojas secas de guayaba, picaditas. Es bueno que hierva al menos 10 minutos. Cuela y toma 3 tazas al día por una semana.

3. Cuando los síntomas incluyan diarrea, harás una de los mejores remedios casero para colon inflamado: hierve 15 hojas de marañón y 3 de orégano en ½ litro de agua durante 10 minutos. Una vez colada esta infusión, tapa y deja que se refresque. Toma 2 tazas al día.

4. Infusión de menta y manzanilla: además de su exquisito sabor, ambas hierbas te brindan efectos digestivos y calmantes. Para hacer un té con ellas, añade a ½ litro de agua hirviendo dos cucharadas colmadas de manzanilla y dos iguales de menta, deja reposar por 5 minutos, cuela y si te es necesario endulza con miel.

5. El aceite de lino es muy eficaz también. Se recomienda tomar 2 cucharaditas diarias.

TRATAMIENTOS CASEROS PARA LA IRRITACIÓN VAGINAL



La irritación vaginal puede deberse al sexo, los partos o las infecciones. Si sufres de irritación vaginal, existen muchos tratamientos caseros que puedes emplear para aliviar los síntomas. Acude a un profesional de la salud si tu irritación vaginal no cuenta con una causa evidente. 

1. Aplicar, dos veces al día, 2 cucharaditas de yogur natural griego o de cabra, en la región vaginal.
2. Extraer el gel contenido en una penca de áloe vera o sábila y aplicar de forma directa sobre el área genital con el fin de aliviar el picor.
3. Hervir 2 puñados de hojas de salvia en 1 litro de agua durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar. Luego, realizar un lavado del área genital durante 5 minutos. Repetir este remedio dos veces al día.

4. Consumir, a diario, 2 dientes de ajo. Igualmente, se puede agregar a una ensalada que tenga cebolla y perejil para potenciar su poder antiséptico.
5. Lavar, pelar y machacar tres dientes de ajos. Poner en un recipiente que contenga 1/2 litro de agua. Hervir por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego, dejar refrescar y realizar un baño de la zona afectada una vez al día, especialmente antes de dormir, durante una semana.
6. Aplicar en el agua de la tina de baño varias gotas de aceite del árbol del té (Tea Tree)  el cual ayuda a combatir la vaginitis cuando esta es causada por una infección. Si no tienes tina puedes aplicar 1 o 2 gotas de Tea Tree en un jarrón con agua tibia y hacerte pañitos tibios en la zona afectada.


7. Pinchar una cápsula de vitamina E y aplicar el aceite en el área inflamada para aliviar el escozor o prurito de la vaginitis.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Ocho remedios caseros para el herpes


1. Parece que el yogur contiene una sustancia que elimina el virus, así que come mucho yogur mientras tengas el herpes, e incluso puedes aplicar una emulsión de yogur con una pizca de sal directamente sobre la ampollita, y se te secará dos veces  más rápido.

2. O también aplica leche sobre el herpes, y si lo haces cuando está comenzando puede reducir el tiempo de sufrimiento del virus a la mitad.

3. Otro recurso que tienes a la mano es mezclar 1 cucharadita de miel con vinagre y aplicar en la zona.

4. Utiliza sábila, ya que sus propiedades cicatrizantes resultan excelentes en el proceso de secado y curación de las úlceras. Bastará con aplicar con algodón luego de que las limpies.

5. El limón es antiséptico y muy efectivo. Ponte gotas de limón sobre las ampollas varias veces al día. Es doloroso pero resulta.

6. Otro remedio para el herpes muy asequible es el agua oxigenada. Moja un algodón en ella y aplica 3 veces al día. El agua oxigenada limpia las heridas.

7. Puedes comprar en farmacias o tiendas naturistas violeta de genciana, una sustancia cicatrizante muy efectiva: con un bastoncito de algodón aplicas sobre el área afectada. La violeta de genciana es un antiséptico natural que te secará el herpes.

8. Haz una mezcla con la pulpa de un tomate verde y 1 cucharada de bicarbonato de sodio, emulsionas hasta conseguir una pasta homogénea y colocas sobre el herpes dos veces al día.

jueves, 8 de septiembre de 2016

La Margosa o Lila India



Principios activos: Numerosos constituyentes terpénicos: diterpenos (derivados del abietano) y más de cincuenta tetranortriterpenoides: azadirachtina, nimbólido, ácido nimbidínico, azadirona, nimbina, etc. El más interesante, la azadirachtina se comporta como un antinutriente para los insectos.
Indicaciones: La corteza es tónico amargo, estimulante, astringente, febrífugo, detersivo, vermífugo. El fruto es purgante, discutiente, tóxico. Las hojas y el aceite de las semillas son antihelmíntico, antiséptico,antiparasitario. Se usan la corteza, las hojas y los frutos.
Como planta medicinal se emplea para:

  • Soriasis: se utiliza el aceite de las semillas y el extracto de las hojas del Neem, disminuye la comezón y el dolor.

  • Diabetes: por vía oral extracto de Neem reduce los requerimientos de insulina entre un 30% y 50% a las personas que son insulinodependientes. el consumo regular de cápsulas de hoja de neem, regula los niveles de glucosa en sangre hasta niveles normales

  • SIDA: se han reportado resultados de pruebas in vitro para prevenir el SIDA.

  • Cáncer: polisacáridos y limonoides se han encontrado en la corteza, hojas y aceite de Neem, lo cual reduce los tumores y el cáncer.

  • Afecciones cardiacas.-controla las arritmias cardiacas y también retrasa la coagulación de la sangre.

  • Herpes: existen pruebas en Alemania que demuestran que los extractos del Neem son tóxicos al virus del herpes.

  • Trastornos dentales: de igual manera, en Alemania se ha encontrado que el extracto del Neem previene las caries entre otros trastornos dentales.

  • Dermatología: es efectivo contra el acné, salpullido, caspa.
  • Alergias: inhibe reacciones alérgicas cuando se aplica externamente.
  • Úlceras: el extracto del Neem acelera la cicatrización de lesiones gástricas y duodenales.
  • Encefalitis: acerca de esto se sabe que en Japón ayudó cuando hubo un brote en niños.
  • Control natal (hombres): existen pruebas en la India y en los Estados Unidos de que los extractos del Neem reducen la fertilidad en monos sin inhibir la libido o la producción de los espermatozoides.
  • Control natal (mujeres): se utiliza como lubricante vaginal el aceite del Neem.
  • Hepatitis: en Estados Unidos se ha demostrado que es efectivo contra el virus que causa la hepatitis b
  • Hongos: el Neem es tóxico para los hongos que atacan a los humanos como la Cándida, el que causa el pie de atleta y de la boca.
  • Malaria: las hojas tienen un ingrediente activo el cual es tóxico a la malaria.

  • Parásitos externos: el Neem mata muy rápido parásitos externos.
  • Repelente de insectos: hay estudios que demuestran que un componente del Neem es más efectivo que los químicos.